Historia

Oberenako lehenbiziko zortzikoa, 1941ean

Primera ochote de Oberena, en 1942

El 20 de enero de 1941, quienes fundaron Oberena decidieron darle mayor importancia al folclore y a la peña. El grupo de dantza surgió a raiz de la carta de Pentecoste, en la que se desaprobaba el baile agarrado y al mismo tiempo se invitaba a los jóvenes a que hicieran suyos los lugares donde se había perdido la danza. En un principio el grupo estaba formado exclusivamente por hombres, que bailaron por primera vez en Monreal el día 15 de Agosto. En Pamplona se estrenaron un 3 de diciembre en el frontón Perkain. Esta fecha se convirtió en importante para el grupo, puesto que todos los años se celebra el día del dantzari de Oberena. Al final del año el grupo notó que le faltaba algo esencial: mujeres. Por lo tanto, ellas también empezaron a formar parte del grupo de dantza. En aquellos años llenos de ilusión, se recuperaron danzas como Zozo dantza, Ezpatadantza, Eskudantza y Larraindantza (La Era), mientras que ensayaban en los “zulos” de Zapatería 40. Normalmente se bailaba en domingo, algunas veces en fiestas y otras aprovechando el viaje del equipo de fútbol. El grupo ofreció actuaciones en muchos pueblos navarros, y en Pamplona-Iruña, solían bailar en lugares como el frontón Euskal Jai (derribado en 2004), la Meca, el Teatro Gayarre y el frontón Perkain.

oberena dantza taldea historia

Oberena estaba formado por más de 100 parejas que llenaban la plaza de toros de Pamplona en el “Alaitasun Eguna”. En 1946 cruzó por primera vez nuestras fronteras para viajar a Zaragoza, en la década de los 50 bailaron en la feria de Madrid y de ahí en adelante comenzaron los viajes.

En navidades de 1960, el grupo de dantza Oberena preparó un festival en Labrit que se repitió hasta 1974. Con la ayuda del Orfeón Pamplonés y la banda militar (ésta última relevada más adelante por la Orquesta Santa Cecilia) se interpretaban Eusko Irudiak, el preludio de El Caserío y la ezpata dantza de Amaya de Jesús Guridi.

oberena dantza taldea 1943

En 1965 se estrenó el Misterio de Obanos en la plaza del pueblo. 18 parejas de Oberena bailaron las coreografías de Miguel Reta en la obra de teatro que hoy en día se sigue interpretando.

Superando todos los obstáculos, en la década de los 70 Oberena dantza taldea se puso rumbo a Irlanda. Ese viaje también marcó el inicio de una serie de rupturas y divisiones internas que llevó al grupo a dos décadas de desencuentros y conflictos internos. La primera ruptura, en el año 1973, terminó con la salida de gran parte de los dantzaris que posteriormente fundarían el Ortzadar Euskal Folklore Elkartea; posteriormente, a principio de los años 80, nuevas desavenencias internas terminaron con otra salida de gran parte de los dantzaris, muchos de los cuales pasarían a formar parte del recién creado grupo de dantza de Burlada Larratz.

Paralelamente a éstas cuestiones internas, el grupo siguió aprendiendo bailes, ampliando repertorios, ofreciendo actuaciones y espectáculos, viajando (Mallorca, Francia…) recuperando trajes y vestuario y, sobre todo, trabajando una cantera de txikis que con el tiempo tomarían las riendas del grupo. Fue esa labor y esa gente la que permitió al grupo mantenerse y recuperar suestabilidad a finales de la década de los 80.

Con los años 90 llegó el 50 aniversario del grupo. En concreto fue el año 1991 cuando el frontón Labrit albergó un festival con cientos de dantzaris y exdantzaris. Esta década vino acompañada de viajes y festivales internacionales de gran prestigio en países como Bulgaria, Canadá, Alemania, Austria y Suiza, o ciudades de España como Gijón, Murcia, Sevilla, Ciudad Real… Además de ello, siguió actuando por multitud de pueblos de nuestra geografía vasca, a la par que aprendía e incorporaba nuevos bailes a su repertorio.

La entrada en el siglo XXI ha sido una continuación de aquellos años noventa: una trabajo con los txikis excepcional que esta teniendo sus frutos en la actualidad con más de 100 jóvenes aprendiendo y disfrutando del folklore vasco, un repertorio amplio y variado al que cada año se trata de añadir un nuevo baile, un sinfín de actuaciones por nuestros pueblos: Otsagabia, Leitza, Tiebas, Cintruénigo, Cortes… Tampoco han faltado viajes y los dantzaris han visitado Francia, Italia, Alemania, Albania, Hungría, Polonia y diferentes ciudades del Estado español como Gijón, Lleida, A Coruña, Huesca, Granada… Pero sobre todo, unas ganas y una ilusión enorme por seguir recuperando, manteniendo y divulgando nuestro rico folklore vasco. Por muchos años.

La entrada en el siglo XXI ha sido una continuación de aquellos años noventa: un trabajo con los txikis excepcional que está teniendo sus frutos en la actualidad con más de 100 jóvenes aprendiendo y disfrutando del folklore vasco, un repertorio amplio y variado al que cada año se trata de añadir un nuevo baile, un sinfín de actuaciones por nuestros pueblos: Otsagabia, Leitza, Tiebas, Cintruénigo, Cortes… Tampoco han faltado viajes y los dantzaris han visitado Francia, Italia, Alemania, Albania, Hungría, Polonia y diferentes ciudades del Estado español como Gijón, Lleida, A Coruña, Huesca, Granada… Pero sobre todo, unas ganas y una ilusión enorme por seguir recuperando, manteniendo y divulgando nuestro rico folklore vasco.

En 2007 Oberena preparó un espectáculo que ofrecía al público un viaje por todas las provincias vascas y sus danzas en Nájera (La Rioja) y ésto marcó el camino a seguir en los siguientes años. Desde entonces se han preparado una serie de espectáculos para escenario: en Barakaldo, Artika, actuaciones de Kultur organizadas por el Gobierno de Navarra… El objetivo era mejorar las actuaciones de dantza.

La última década ha sido protagonizada por los txikis. Por primera vez en Oberena, los más jóvenes del grupo ofrecieron un espectáculo: Lizarren doinua. Era una obra de teatro en la que la danza ocupaba el lugar principal. Se estrenó el 19 de noviembre de 2011 en la Escuela Navarra de Teatro con motivo de la celebración del 70 aniversario y

Espectáculo Lizarren doinua en Burlata

participaron los txalapartaris de Arrosadia, la comparsa de gigantes Gartxot de Azpilagaña y los gaiteros de Haizaldi. Además contaba con soportes audiovisuales de dibujos animados creados por Jon Garai. Sin ninguna duda, es el proyecto más ambicioso que han llevado a cabo los txikis de Oberena. Exigió trabajar muy duro, pero 70 años había que celebrarlos como es debido. La obra se repitió en noviembre de 2012 en Bera y en Burlada.

En 2015 los dantzaris abrieron un proceso de debate interno en el que decidieron cambiar el rumbo del grupo. Se trataron dos temas en torno al género: las relaciones personales dentro del grupo y, sobre todo, el papel de hombres y mujeres en las danzas. Al final se optó por la igualdad de género en la dantza y así se quiso mostrar en el espectáculo del 20 de febrero de 2016. Era el 75 aniversario del grupo y para poner la guinda al aniversario se ofreció Iturri zaharretik, indar berriz (de la antigua fuente, con fuerza joven) en la sala principal de Baluarte. Junto al grupo de dantza participaron la banda sinfónica de la casa de Valencia en Pamplona, la coral de Oberena y los gaiteros de Haizaldi. 1.369 personas llenaron el auditorio.